Arrecife

El año pasado participé en un proyecto de Colectivo A.M que proponía subvertir la lógica del archivo para someterla a la de la escena.
Mi papel fue registrar fotográficamente los rostros de los participantes por 5 horas consecutivas. Este registro jamás podrán conocerlo, pero aquí un poco de lo que ví ese día.